Trabajando en la nube, pero la información en mi casa.

Mi reflexión de hoy tiene que ver con la proliferación en el ámbito casero de los dispositivos NAS. Esos dispositivos donde puedes conectar varios discos duros, te permiten almacenar una cantidad bárbara de información, y que disponen del software necesario para hacer accesible su información dentro y fuera de tu casa, desde INTERNET. Los hay de diferentes marcas, modelos y precios. En mi caso es un QNAP.

pl_1_1_5930

Si retrocedo un par de años, quizas tres, te diria que era un defensor acérrimo del concepto CLOUD, de esa idea de poder acceder a mi información desde cualquier lugar del mundo, siempre y cuando tuviese una conexión a internet. En mi visión de la nube de hace 2 años veía que toda mi información iba a estar alojada en servidores, a los cuales podría acceder desde cualquier dispositivo.

¿Que se me abre con este nuevo escenario?. Te voy a enumerar los servicios CLOUD que utilizaba y en qué los he convertido.

  • Antes era un usuario premium de Dropbox, un servicio de almacenamiento en la nube y sincronización en tus diferentes dispositivos. Ya no lo necesito. Dispongo de una app. que realiza los mismos servicios que Dropbox, pero con la diferencia de que mi información se sincroniza en mi NAS, y además no tengo “a priori” límite de espacio. Por disponer de 100 GB al año pagaba la nada desdeñable cifra de 10 € al mes. Puedo enviar incluso sin problemas enlaces de contenido de mi NAS a amigos o conocidos, especificando un periodo de caducidad, p.ej. 24 horas.
  • Picasa. Para las fotos, claro, otro servicio que ya no necesito. Dispongo de mi biblioteca de fotos accesible por Internet.
  • Videos. Mas de lo mismo. El alojar un video en Youtube lo haré si quiero utilizar esa plataforma para dar a conocer “algo” de dicho video. Si es para mi, para amigos o conocidos, los videos, en mi casa.
  • Itunes Match. Ya no necesito pagar un servicio que tenga toda mi biblioteca musical en la nube. Es algo que me soluciona mi NAS. Las apps. que tiene disponibles permiten la conexión online u offline (descarga) de la música de mi NAS desde cualquiera de mis dispositivos.

Estos son algunos ejemplos, pero a donde quiero llegar es a transmitirte un nuevo escenario, el cual me gusta. Es decir, no una Internet con “megaservidores” potentes que alojen la información de todo el mundo, una Internet que pueda rastrear mis datos, mis ficheros, mis archivos. Que pueda comerciar con ellos. Que pueda aplicarles algoritmos de vete tu a saber que. Me gusta este escenario en el cual dispongo de mi información siempre que quiera y en el lugar que quiera, que es lo que básicamente aporta la nube, pero la información está en mi casa, y es mía. y si mañana quiero corto el cable, y no debo nada a nadie.

He simplificado muchísimo todas las funcionalidades que ahora mismo aporta un NAS. El servirte de servidor web, wordpress, bases de datos, foros, correo (no es una mala idea visionar un futuro en el cual cada uno tiene su propio servidor de correo en su cada, y no depende de dinosaurios como google, por muy bien que hagan las cosas. No tiene que ver con eso. Tiene que ver con nuestra individualidad, con la capacidad que tenemos de ser dueños de nosotros mismos, y de nuestras pertenencias, ya sean físicas o virtuales.

Te animo a que les eches un vistazo, que aprendas de ello, que profundices, pues creo que son dispositivos que están dando mucho que hablar, y estoy convencido de que van a tener una evolución exponencial en estos próximos años.

By Nostromo.

Anuncios

OMMWRITER – Mi editor de textos favorito

Ommwriter LogoOmmwriter es un editor de texto. Su única misión es poner en negro sobre blanco nuestras ideas. No hay cursivas, ni negritas, ni barras de herramientas, ribbons, formatos, tablas, diseños de página, mapas de contenidos, índices… Nada que pueda despistarnos de nuestro trabajo.

Se podría decir que es una evolución de los procesadores de texto de toda la vida (notepad, textedit) centrandose en mejorar la experiencia como escritor.

Tenemos únicamente 4 tipos de letras, de tipografía tan simple que no nos aleja de nuestro objetivo. Expresar nuestros pensamientos, y para ello no nos hace falta una barra de formato.

Cuatro tamaños de letras, que además se aplica a todo el documento, no a una parte en concreto.

Diferentes fondos de escritorio para que nos inspire en nuestro trabajo. Realmente funcionan. Son imágenes oníricas, algunas desenfocadas. No sabría realmente decir que representan, pero me permiten seguir trabajando. No me dispersan.

7 melodías que nos acompañan en nuestra escritura. 7 sonidos diferentes para cuando pulsamos las teclas del teclado. Inspirador.
Guardar y recuperar archivo. Nada más.

Es una herramienta perfecta para cuando nos enfrentamos a una idea, queremos plasmarla de la mejor forma posible, como redactar esa introducción para esa oferta que estamos preparando, un post para nuestro blog, un capítulo de esa novela que no conseguimos finalizar, un email donde queremos expresar nuestro amor a la persona amada……

Llevo bastante tiempo trabajando con ella, en entorno Mac, que sabéis que es con el que trabajo normalmente, pero también existe versión para Windows e IOS. En estos momentos desconozco su precio, pero yo lo adquirí a 1,99 €, un precio mas que adecuado.

Es un producto español. Lo ha desarrollado un pequeño equipo de Barcelona. Os dejo un video adjunto de elaboración de este Post en Ommwriter.

By Nostromo

Disfrutando con Mateo

Los que me conocéis sabéis lo que pienso del mundo del videojuego, y como estas disciplinas pueden, ademas de entretenernos, enseñarnos, fortalecer nuestras neuronas, desarrollar nuestra creatividad, despertar nuestra imaginación y un sinfín de mas cosas.

Os presento un video sobre Crayon Physics Deluxe, un juego de dibujo con estética naif en el que junto a mi hijo Mateo estamos pasándolo muy bien, y aprendiendo física.

By Nostromo…

¿Porqué me gusta correr?

Nunca me ha gustado el deporte.

De pequeño era el niño al que elegían al final cuando se organizaba un partido de fútbol. No era gordito, pero recuerdo que siempre quedábamos los últimos en la elección un niño bastante gordito y yo. Al final nos hicimos amigos.

El único deporte que he practicado con asiduidad es la natación, llegando a formar parte del club de natación Moscardó, pero una mala experiencia en una competición me hizo ver que el deporte, y por lo menos el competitivo,  no era lo mío.
En Noviembre de 2011 comencé a correr. Bueno, comencé por andar, posteriormente a andar y trotar, y ya finalmente trotar.  Los 40 años traen reflexiones vitales, y estas reflexiones me llevaron a la necesidad de cultivar nuevos hábitos. Buscar nuevos horizontes.
¿Porque me gusta correr?. A priori es un deporte “coñazo”. ¡Correr es de cobardes! me dicen. Sonrío de forma inconexa y pronuncio un ¡jejeje! inexpresivo, pues yo tampoco entiendo lo que quieren decir con esa “frase hecha”.
 Me gusta correr por su componente ZEN. Sales a trotar (prefiero decir trotar pues mi ritmo es muy, muy lento) y la única compañía que tienes son tus pensamientos. Últimamente ya no salgo ni con música. La música relaja, y es algo a lo que puedes aferrarte ante una carrera larga, un momento de cansancio. Puedes abstraerte de ese pensamiento negativo que te está diciendo “¿no sería mejor que te parases en aquella terracita y te tomases una cañita bien frequita?”. No salgo con música para disfrutar totalmente de la experiencia.
Correr, y seguir corriendo es fortalecer tu voluntad, dominar tus debilidades. Te llegan pensamientos que te dicen ¿que haces tío, con el calor que hace? ¿te pagan por correr?, ¿pues déjalo!. Y esto es parte de lo que me atrae. ¡No lo voy a dejar!. Yo tengo más voluntad de lo que mi propia mente me quiera hacer creer.
También fortalece tus músculos y mejora el corazón y los pulmones. Es algo solitarío, único. La experiencia de una carrera es totalmente personal. El sudor corriendo por tu cuerpo, el sol cegando, tu respiración, el mar calmado a tu derecha.
Corres es algo que va conmigo. Soy de costumbres minimalistas, y cada día mas. No hay deporte mas minimalista que correr. Unas zapatillas, ropa de deportes y bajarte a la calle. No tienes que realizar grandes desplazamientos, no tienes que coger el coche. No tienes que gastarte un “pastizal” en equipamiento. Atarte las zapas, ponerte las mallas y ya está.
El coste es mínimo, ya que aunque unas zapas buenas cuestan dinero, a alguien con conciencia minimal como yo, y con poco afán consumista le pueden durar años.
Corro sin objetivos. Me interesa el hábito, el que forme parte de mis costumbres semanales, no tanto los “retos” o “metas” que pueda conseguir. Los objetivos conseguidos están muy bien, pero una vez conseguidos producen un efecto de “deshinche”, de relajación sobre tus buenos hábitos conseguidos. Con lo cual está bien marcarte unas carreras en las que participar, unas medias maratones, algún día un maratón… pero sin olvidar que lo importante y verdaderamente saludable es el hábito de correr.
No me gustan los deportes pero….. me gusta correr.
By Nostromo.

Mi involución al papel

Siempre me ha gustado escribir, garabatear, tachar palabras, colorear, hacer gráficos, diagramas… De alguna forma intentar representar lo que se me pasa por la cabeza.

Cuando de jovencito comencé a trabajar lo primero que me compré fue una agenda. Siempre he sido organizado y nunca me ha gustado encontrarme con sorpresas. Es por esto que creo que siempre me ha gustado organizarme con agendas. 

La primera agenda que me compré fue una de la marca TASCHEN, creo que de Joan Miró. Intercalaba las hojas para escribir y organizarte el día y la semana, con imágenes de cuadros de Miró, que me encanta. Ese día comenzó mi relación con las agendas TASCHEN que duró más de 10 años (Picasso, Dalí, Escher, Van gogh). Además comencé a adquirir cuadernos MOLESKINE para trabajar. Para tomar notas en reuniones y garabatear ideas son ideales.

En el 2007 adquirí mi primer portatil MAC y comencé a usar ICAL (el programa de calendario) y dejé de usar mis agendas TASCHEN. Hombre, los beneficios de una agenda electrónica pues no los voy a enumerar aquí (recordatorios, sincronización con el móvil, inmediatez) y hasta hoy, sigo usando la agenda integrada con ICLOUD.En el 2010 compré el IPAD. Digo el IPAD porque el modelo que compré fue el primero, sin cámara ni nada, al poquito de presentarlo Steve Jobs… Flipé, y además me compré un lapicero muy chulo con el que iba a mis reuniones de trabajo, tomaba notas, hacía mis diagramas. Compré aplicaciones chulísimas para la toma de notas, NoteShelf, Penultimate… Estuve 2 años enteros de universidad donde todos los apuntes los tomé y elaboré con el IPAD.Después de todos estos avances tecnológicos en mi vida… estoy volviendo al papel. Mi mesa de trabajo se ha vuelto a llenar de color, con diagramas, listas de tareas, rotuladores, lápices, tachones. Me he dado cuenta de que las ideas fluyen mucho mejor. Después de utilizar sistemas complejos para la organización del trabajo como GTD y con herramientas como THINGS, OMNIFOCUS y otras, resulta que lo que más me gusta es tener  las grandes tareas anotadas en un cuaderno, y la sensación de ir tachándolas con un color diferente a medida que las voy finalizando. El papel perdura. De vez en cuando me pongo a releer esas viejas agendas TASCHEN, y veo a lo que me dedicaba hace 15 años, como de vez en cuando releo las cartas que mi padre me escribía desde lejanos destinos cuando yo tenía solo 5 años. Si en vez de cartas hubiesen sido emails no sé si los conservaría 35 años después.

No sé a dónde nos llevará el destino, si al final todo será digital, si desaparecerá el papel definitivamente, si convivirán por muchos años. Lo que sí creo es que estamos dominados por un “HYPE” tecnológico. Una expectación continúa hacia nuevos productos y dispositivos, y damos mas importancia al producto en sí que a lo que realmente queremos hacer con él. Nunca antes habíamos vivido con unos cambios tecnológicos tan importantes y en tan poco tiempo. Que no se nos nuble la mente, que los cambios tan rápidos pueden ser pasajeros.

Que mis hijos jueguen con el IPAD y sus consolas es algo que me encanta. Yo soy un “Gamer” desde hace 35 años. Pero creo que disfruto más cuando los veo garabateando y pintando sus hojas en blanco, pringarse con ceras, pinceles, Ir con ellos a la biblioteca a traernos cuentos y libros. “Manosear” en definitiva. 

Ha comenzado mi marcha atrás.

By nostromo.

Tentaciones

Eso es. De nuevo el consumo me tienta. En este caso unas zapatillas para correr. Me entran unos deseos irreprimibles de comprarme unas nuevas zapatillas ASICS, que es la marca que uso actualmente, y con las que estoy muy contento.

asics

Ya va para dos años que las tengo, y habré hecho más o menos 2000 kilómetros, y de alguna forma tengo la necesitad de cambiar.

La cuestión es ¿Es una necesidad real o es mas bien fruto del ansia por consumir que tenemos en esta sociedad de producción continua de productos?¿necesito cambiar?, ¿ya están gastadas?, ¿deformadas?, ¿me hacen daño?, ¿me deforman el pie? ¿Están rotas?. La verdad es que no, todo lo contrario, a medida que corro más con ellas las noto mas ligeras, que están perfectamente amoldadas a mi pie, que hice una buena compra en su momento, que me gustaría seguir con ellas muchos años, que con ellas he hecho mis primeras carreras de 10 Km.
La cuestión es ¿Tengo que invertir el esfuerzo de mi trabajo en este artículo? ¿Lo necesito realmente? ¿Debo gastar tiempo eligiendo la nueva zapatilla, desplazarme a un centro deportivo, probarme modelos, leerme los blogs deportivos donde me van a hablar de las bondades de las nuevas tecnologías GEL xxx, de la pronación 2.0, de la supinación invisible, adaptar mis pies y mi carrera al nuevo calzado?. ¿Deben acabar en la basura o en el fondo de mi armario mis actuales zapatillas?, ¿para ello han trabajado horas y horas personas que no he conocido, seguramente de países no muy desarrollados, por sueldos no muy halagüeños, en mis zapatillas?, para que ahora yo, persona del primer mundo ¿pueda jugar al “capricho”, pueda jugar al “usar y tirar”, pueda generar unos pocos “kilos” mas de mierda que enviar en contenedores a los mismos países del tercer mundo donde se fabricaron?.
Por otro lado, la cuestión es ¿Puedo tirarme 1000 kilómetros más con mis ASICS actuales?, pues no lo se, pero lo voy a intentar y te cuento…
By nostromo.

Dejemos de enseñar a robar a nuestros hijos

Es fácil, no lo niego, y está al alcance de todos cada día y con menos conocimiento tecnológico. Es fácil piratear, películas, música, videojuegos, libros… cualquier contenido digital. Pero eso no significa que debamos hacerlo. No olvidemos que es un robo.

A ver, yo no me tomo una caña en un bar y me voy sin pagar, no me dedico a comprar ropa y salir corriendo. Es que no se me ocurre.

Yo creo que esto es como las personas que llevan abrigo de visón (en algún sitio leí que se necesitan 400 cadáveres de visón para poder confeccionar un abrigo) y no se sienten culpables. ¡Yo no los he matado! , ¡que no los vendan!, ¡la culpa no es mía!. ¡ande yo caliente, ríase la gente!.

Esos ficheros estaban ahí y los he cogido, para la consola de mi hijo. ¡es que todo está muy caro!. Cuando te dicen eso, fíjate en el coche que tienen , fíjate bien y te darás cuenta si de verdad son piratas por necesidad, porque realmente no pueden pagar contenidos, o son piratas por que sí.

Cada cual que reflexione y saque sus propias conclusiones. Mira tío, la música está ahí para cogerla, ni de coñá voy a pagar x euros por un videojuego, ¿10 € el libro de tiempo entre costuras?, tu estás loco chaval, me lo descargo gratis en 2 minutos.

Los españoles somos pillos por naturaleza, eso no podemos negarlo. Solo hay que poner la televisión para ver los casos de corrupción política, entidades bancarias que han estafado a sus clientes, bueno, miles de casos, en definitiva, el todo por la pasta sin ningún tipo de ética. Me decepciona la sociedad española de la cual formo parte. Estamos en lo mas alto de las listas negras de pirateo en todo el mundo, compañías creadoras de videojuegos se plantear no traducir los juegos al español porque no les sale rentable, dentro de nada pasará con los traductores de libros… Pero lo que mas me choca es que el español medio se jacta de ello, con chulería, de lo pirata que es, de lo listo que es, y el colmo es que lo transmite de la misma forma a sus hijos, con lo que está criando un pirata en potencia.

¡Papá, papá quiero este juego!. Tranquilo hijo, vente conmigo que te voy a enseñar como conseguimos el juego en 2 minutos. El padre le lleva al ordenador, se mete en alguna página de descargas piratas, en muchos casos empezarán a salir ventanitas de tías desnudas y anuncios de mujeres rusas que quieren casarse contigo (así subvencionan los servidores donde se aloja el contenido pirata) y al final el papá le demostrará al niño lo machote que es, y en que poquito tiempo ha conseguido lo que quería.

¡pero si hasta conozco gente que se ha pirateado el iphone para no pagar las aplicaciones de 0,80 centimos!. Eso ya es que te mola ir al margen de la ley, porque no tiene justificación ser tan cutre.

Todo padre intenta transmitir a sus hijos el sentido de la responsabilidad, el esfuerzo, que las cosas no se consiguen con un chasquido, que hay que trabajar. ¿Como casamos esos buenos valores con el que nunca tengamos que pagar nada de contenido digital?. ¿recomendaríamos a nuestro hijo que se hiciese programador de videojuegos, un ingeniero de nivel en España?, ¿y escritor?, ¿dibujante de comics? ¿Hacer carrera en el mundo audiovisual? ¿tienen futuro estas profesiones?.

Hay muchas formas y clásicas, vamos, lo que hemos hecho toda la vida, para disfrutar de los contenidos sin actuar como Jack Sparrow con un parche en el ojo:

  • Mercado de segunda mano. Existen infinidad de páginas en internet dedicadas al intercambio de segunda mano (ebay, segundamano) donde podemos encontrar buen contenido digital a buen precio.
  • Las bibliotecas. Para algo pagamos impuestos, y en las bibliotecas de nuestros barrios podemos encontrar de todo, buenos libros, cómics, series infantiles, películas, videojuegos… Somos vagos hasta para esto.
  • Prestar. Como se ha hecho siempre, entre amigos, vecinos, prestarse los DVD’S para poder ver una película los fines de semana, que los chavales se intercambien videojuegos, cómics. además es un buen acto social, de relación de las personas, y poder aprovechar para charlas interesantes.

Cada cual que haga lo que quiera con su vida, pero aquellos que tenemos la responsabilidad de educar a nuesetros hijos, preocupémonos de transmitir buenos valores, y creo que el tener presente que las cosas se consiguen con esfuerzo es un buen comienzo.