Juego de Tronos – La serie

Reconozco que habiendo superado la barrera de los 40, la literatura fantástica de carácter mitológico se me hace pesada. Lo que se convertía en puro vicio cuando tenía 14, 15, 20 años, cuando devoraba literatura de Tolkien, Lovecraft… Ahora se me hace un mundo.

Hacerme con las razas, mundos inventados, personajes… Buff.

cabecera

 

No es que me cansen las epopeyas con muchos personajes. Sabeis que mi escritor favorito es Dostoievsky, y desde luego sus obras son puras epopeyas y entramados de personajes muy relacionados entre sí.
Simplemente es que se me hace pesada la lectura, y si a esto le sumas que estos libros de literatura mitológica no suelen bajar de 600, 700 páginas, y mínimo son trilogías, pues… pues eso, que me paso a la serie.
Con Juego de Tronos he intentado abordar el primer volumen “Canción de Hielo y Fuego”, y me ha gustado, muy bien escrito por “George. r.r. Martin” pero lo que os digo, de repente se me hizo cuesta arriba y a eso de la mitad del libro consideré seguir la serie.
“Fantástica”. Ese es el apelativo que me surge para describirla. Lo primero de todo pocos capítulos por temporada, 10. Un número ideal, que permite centrarse en elaborar un buen producto.
Supongo que existirá uso de tecnología de ordenador, pero prácticamente no se nota, con lo que la serie tiene un aire muy real, algo así como el “Excalibur” de John Boorman, bueno, sin llegar a eso pero con ese rollo.
La música es espléndida, la fotografía, escenografía….
Me lo estoy pasando pipa. Se suceden los capítulos sin darme cuenta. Las tramas, batallas, reinos enfrentados, las personalidades que están muy trabajadas, un buen trabajo de los actores, sobre todo el papel de Tyrion Lanniester, encarnado por “cxx” es muy bueno.
Os recomiendo sin lugar a dudas que os hagáis con las tres temporadas de esta exquisita serie, y es mas, si todavía disfrutáis con la literatura mitológica haceos con la obra de George R.R. Martin para completar el disfrute.
By Nostromo.
Anuncios

Diario de Invierno – Auster entra en la tercera edad

Maquetaci—n 1Escribo este post escuchando una sinfonía de un neoyorquino de pro, “Glenn Branca”, con el que seguramente Auster habrá coincidido en sus años mozos.

El “Diario de Invierno” es una retrospectiva de su vida, autobiográfica, vista desde la sensación de un hombre que ve como va entrando en esa tercera edad, comienzo de la vejez.
Un recorrido por su infancia, juventud, madurez. Muy bien escrito, muy conciso, directo.
Me encanta el recorrido temporal que hace por todas las casas y apartamentos por los que ha pasado a lo largo de su vida.
Un momento para mí mágico es la descripción que realiza de un ataque de pánico que sufre como consecuencia de una serie de avatares de la vida, que le cuesta expulsar y le generan un ataque, no de corazón, si no de espíritu. A veces esas acumulaciones de stress, malos pensamientos,  sentimientos de todo tipo, si no sabemos expulsarnos pueden corroernos por dentro.
Una lectura reposada, fácil, pero eso sí, para los que ya conocemos a Auster.

El Universo de Henry Wilt

Me dirigía ayer al trabajo en metro, como todos los días. Bueno, no como todos los días. Había una diferencia. La gente me estaba mirando. Y es que me miraba porque no paraba de reirme mientras mantenía sin pestañear mis ojos delante del libro que estaba leyendo. Estaba acabando las últimas páginas de “Wilt”, el primero de una larga lista de obras protagonizadas por Henry Wilt, y escritas por el escritor británico Tom Sharpe.

Volver al universo de “Wilt” creado por Tom Sharpe hace ya 35 ayos ha sido toda una experiencia. Lectura muy recomendada para el verano, en esos momentos playeros, de montaña, de vacaciones en general donde no quieres complicarte demasiado la vida con lecturas excesivamente espesas, mas apropiadas para el Otoño o Invierno.

Aún siendo una obra cómica representa una crítica a la sociedad británica de los años 70-80. El desfile de personajes retrata gran parte de la estructura social británica (El profesorado, los servicios públicos, la cultura, la economía, la represión) siendo especialmente duro con los intelectuales y snobs.

Altamente recomendable.

 

 

 

Brooklyn Follies – Auster en Estado Puro

Mi nueva incursion en el universo Auster. En este caso una historia cotidiana, de barrio. El protagonista, Nathan, vuelve a su barrio de la infancia a morir, aquejado de un cancer terminal.

La imagen que ofrece de brooklin es como si fuese un pequeño mundo aislado totalmente de la algarabia de Manhattan.

Alrededor de Nathan van apareciendo diferentes personajes, y como es comun en la obra de auster empiezan a tejerse poderosas telas de araña entre ellos, por donde fluyen los miedos, deseos, gustos.

El mapa de personajes es de lo mas variopinto. Una exmujer con la que comparte un odio eterno, un sobrino obeso con problemas de autoestima, un librero gay con un pasado turbio, una camarera chicana atemorizada por su marido, miembros de sectas ultracatolicas, representantes de la América Profunda.

Hay algo de don quijote en el personaje de Nathan. Debido a su situacion medica afronta el futuro sin miedo y asumiendo la situacion que le ha tocado vivir. Ello le aporta una fortaleza que él utiliza para arreglar algunas injusticias de este mezquino mundo.

Tengo especial cariño a este barrio de nueva york, y esta novela me ha permitido volver a pasear por las calles arboladas, con sus casas de estilo victoriano y sus fachadas de ladrillo rojo arcilloso.

Sin llegar a la altura epica y surrealista de otras obras suyas como el libro del desasosiego o la Trilogia de Nueva York su lectura es muy gratificante.

2001 Una Odisea Espacial

Ha sido toda una experiencia la lectura veraniega de este clásico de la literatura de ciencia ficción de Arthur C. Clarke.

La cinta dirigida por Stanley Kubrick pasa por ser una de mis películas favoritas. El efecto visual es impactante y su controversia radica en los 20 últimos minutos, donde descubrir que tienen que ver los monos, el monolito, el viaje estelar, la habitación final, el bebé sideral, pues ha sido un despropósito para muchas personas que han intentado entender de que va la película.

Nunca intenté desentrañar cual era el mensaje de la película, y para mí siempre ha sido un poema visual al cual no le tienes porque sacar ningún significado sino simplemente dejarte llevar por la estética y la música.

El libro es otra historia. Es totalmente concreto. Es un viaje estelar en busca de lo desconocido a los confines de nuestra galaxia. Nunca me he sentido tan cerca de la sensación que puede suponer un “Viaje Estelar” como con este libro. La soledad de los tripulantes, la infinita oscuridad del universo, las órbitas planetarias y fuerzas gravitatorias que te arrastran, y que le permite a una nave, sonda o “cacharro” ir viajando de planeta en planeta como un electrón que va pasando de átomo en átomo.

Es un viaje en busca de vida inteligente, desconocida por nuestra humanidad o antiguos visitantes de nuestro planeta.

Recomendable para todos aquellos amantes de la ciencia ficción, los viajes estelares, o fanáticos de Stanley Kubrick que quieran enriquecer su percepción sobre el significado de 2001.

Pantaleón y las visitadoras

Seguro que a lo largo de nuestra vida nos hemos topado con personas perfeccionistas, meticulosas a la hora de hacer su trabajo. Ver como se preparan un café, ordenan su mesa, archivan sus ficheros de datos en estructuras de carpetas infinitas en el ordenador es todo un acto religioso. Ponen tal empeño en las actividades que realizan que parece que les vaya la vida en ello.

El capitán Pantoja, protagonista de nuestra historia es uno de estos individuos.

¿Que ocurre si como Capitán del ejercito le encomiendan una misión vital para el cuerpo militar peruano?, un asunto de estado diría yo, de dimensiones nacionales. Pues como su espíritu le dicta, le va la vida en ello, y pone todo su empeño en la ejecución de dicho proyecto.

Pero, ¿Que ocurre si la orden que le dicta el ejercito consiste es implantar un servicio de señoritas para relajar las tensiones de la tropa peruana que está cumpliendo con su deber en las duras y peligrosas selvas amazónicas?.

No había tenido la oportunidad de leer ninguna obra de Vargas Llosa, y “Pantaleón y las visitadoras” me ha dejado un gran sabor de boca. Hacía mucho tiempo que no se me quedaba mirando la gente en el metro, porque me estaba partiendo de risa mientras leía. Es una novela muy alegre, muy fresca, muy crítica también con las estructuras militares de la época. La mezcla de personajes de buenísima, Militares, curas, prostitutas, beatas, fanáticos religiosos, magias negras, divinidades, ritos ancestrales…

Os animo a leerlo. Por mi parte estoy pensando en hacerme con otra obra de Vargas Llosa.

Existe una versión cinematográfica de muy pésima calidad. No os la recomiendo. Hubiese sido un guión perfecto para las artes de Luis García Berlanga.

Mas información

Web Oficial de Mario Vargas Llosa

Su Página en Wikipedia