Murakami, Kafka, la playa, la búsqueda, el placer

Ayer lo acabé. Las 20 últimas páginas en mi cama, en una noche calurosa de Julio, quizás de las mas calurosas de los últimos años en Madrid. Es curioso. La historia de Kafka Tamura se desarrolla más o menos en el mismo periodo estival.

Me ha costado, pero ni mucho menos por culpa del libro en sí. Mas bien por lo activos que han sido estos últimos meses, en todos los aspectos. Llegaba a la cama con pocas ganas de leer, y para mi es el mejor momento.

Me ha encantado. es la primera obra de Murakami en la que descubro esos mundos oníricos, irreales, fantasiosos. El desfile de personajes es muy interesante, quizás no tan POP como en otras obras como Tokio Blues, pero con una mayor profundidad. Existen dos personajes claves, un chico de 15 años y un anciano de mas de 80 que tienen una cosa en común. Están buscando sentido a su vida. Cada uno de ellos realiza una búsqueda, una aventura, que hará que en un determinado momento ambos caminos se encuentren.

Como en todas las obras de Murakami hay referencias musicales, en este caso hay un especial apego por los cuartetos de beethoven, pero tambien hay referencias al Jazz de Coltrane.

He acabado bastante exhausto, una sensación parecida a cuando abordé Crimen y Castigo o los idiotas de Dostoievsky. Ahora necesito algo mas ligero. Estoy pensando en releer de nuevo El palacio de la Luna de Auster, o abordar la “Inteligencia Emocional” de Daniel Goleman. En esas estamos. Mas adelante ya abordaré otras obras de calado de Murakami como es su trilogía
1Q84.

Te recomiendo sin dudarlo su lectura. La edición que adquirí fue la de tusquets donde puedes encontrar practicamente toda su obra.

By Nostromo.