La música que cambió mi vida. The Stone Roses

Tenía 18 años. La flor de la vida. Cuando estas saliendo de ese periodo extraño, confuso, de la pubertad y empiezas a adentrarte en la madurez mas absoluta.

1989, y un disco, The Stone Roses. Es, despues de mas de 20 años el disco que mas he escuchado, sin lugar a dudas, el disco con el que mas he bailado, el que mas pedíamos en las cabinas de música de los garitos de Malasaña de la época, el que cuidaba con cariño cuando bajaba la aguja de mi tocadiscos, y por supuesto, una de mis primeras camisetas.

No solo fué la música, fué la estética, el revival psicodélico, la vuelta de los flequillos mods, los polos, las camisetas de rallas, Manchester, como siempre, Manchester.
Como muchas sensaciones que te gustaron con 18 años, era sentirte diferente, único.

Recuerdo cuando ibamos a casa de mi amigo Z. y pasábamos las tardes oyendo y reoyendo el disco, de principio a fin, desgranando sus matices, Waterfall, Don’t Stop que era Waterfall tocada al reves, ese ring ring de teléfono que estoy convencido que sonaba en una canción, el mover la cabeza. Z tenía un pequeño juego de luces, una especie de cinexin, y con unos celofanes de colores rojos, verdes, amarillos, nos ideamos una especie de foco psicodélico que enfocabamos sobre una de las paredes de la habitación y nos hacía sentir como en un garito de Manchester.

Desde el punto de vista técnico, el disco es perfecto, de principio a fin, desde “I Wanna by adored” hasta “fools good”. “She bangs the drums” te hace moverte sin parar. Las melodías tienen un toque de Beatles, algo infantil. La guitarra de John Squire es única, es el típico sonido característico que no has oido en ninguna parte, es como la guitarra de Johnny Marr, Jimy Hendrix o Mark Knopfler. Sabes que son ellos.
La batería de Reni es algo fuera de lo normal. Es el Keith Moon de los 90.

¿Como unos tíos de Manchester podían ser tan buenos tocando?, ideando melodías, mezclando la psicodelia rockera de led Zeppelin con ritmos de baile, el pop de The Smith, las melodías de The Beatles.

Soy incapaz de decir cuantas veces he pinchado el Vinilo. ¿500?, ¿1000?. Siempre que me lo pongo es como si volviese a los 20.

Cambiaron mi forma de ser, me deje flequillo, camisetas de rallas, me hizo formar parte de un colectivo (la psicodelia de Manchester) del que eramos cuatro gatos en Madrid, y eso es bonito y único, me di cuenta de la magia de la música, de como evolucionan melodías de los 60, 70, como se mezclan los sonidos para crear nuevos sonidos. Me hicieron “Indie” para toda la vida. Luego vino el Shoegaze, MBV, slowdive y otros, pero eso es otra historia…

stone-roses-2-e1338209147750

Os dejo el enlace al disco completo en Spotify.

By Nostromo.

 

Anuncios

Píldoras Musicales (2)

10 nuevas píldoras para el dolor físico, y metafísico, para la amargura, el amargor, para los momentos de soledad y para cuando nos molesta el gentío. Para cuando tenemos ganas de llorar y no podemos, y para cuando no podemos parar de llorar.

  • De nuevo TPOBPAH (The Pains of Being Pure At Heart), repetimos, en este caso con “103”. Ya tuvisteis noticias de ellos por aquí.
  • Dos temas de Hans Zimmer de la espléndida banda sonora de Black Hawk Down. “Vale of Plenty” y “Mogadishu Blues”, Otro tema más de esta película, en este caso de la mano de Joe Strummer And The Mescaleros “Minstrel Boy”.
  • El Grupo de Expertos Solynieve nos trae “La Reina de Inglaterra” con el Jota  al micro.
  • Lagrimillas. Los secretos con “Volver a ser un niño”.
  • Mi tema favorito de La flauta Mágica de Mozart. ahahahahahahahahahahahaha ah ah ah ah ah ah ah ah.
  • A bailar un poquito con MGMT y “Time To Pretend”.
  • Minimalismo suave y facil de escuchar de Ludovico Einaudi de su album NightBook “Lady Labyrinth”.
  • Un poquito de Shoegaze por parte de Drop Nineteens “Delaware”.

Recordad que podéis agregar directamente las listas de reproducción a vuestros perfiles de Spotify, bien sean de pago o gratuitos.

By Nostromo

Píldoras Musicales (I)

Comienza una nueva singladura en el viaje de Nostromo, de la mano de lo que mas me gusta en la vida, la música. Periodicamente publicaré una lista de 10 Píldoras musicales, 10 canciones para curar los malos rollos que nos acompañan en la vida.
  • Buen rollo, con The Pains Of Being Pure At Heart (Say No To love, Heart In Your HeartBreak).
  • Un poco de Shoegaze con Chapterhouse (Pearl, Breather, Falling Down).
  • La belleza de Ride (Vapour Trail).
  • La tristeza de Jason Molina (Everything Should Try Again, It’s Easier Now).
  • Un poco de Blues del delta con Robert Johnson (Ramblin’ On My Mind, If I Had Possession Over Judgement Day).
Que disfruteis,
By Nostromo.